top of page

Terapia Gestalt

La Gestalt es una actitud de estar en la vida.

Se apoya en tres principios fundamentales: vivir el presente (aquí y ahora), desarrollar la conciencia (darse cuenta) y  saber responder delante de tus acciones (responsabilidad). Estos tres elementos están unidos. Ser responsable, es decir, ser capaz de responder conlleva el estar presente, estar aquí. Estar verdaderamente presente es estar consciente. Y estar consciente es presencia; una condición incompatible con la ilusión de irresponsabilidad con la cual evitamos , muchas veces, vivir nuestras vidas.

Claudio Naranjo lo definió bajo los siguientes preceptos que traslucen la filosofía de la gestalt:

* Vive ahora, es decir preocúpate del presente más que del pasado o del futuro.

*Vive aquí: relaciónate más con lo presente que con lo ausente.

* Deja de imaginar: experimenta lo real.

*Abandona los pensamientos innecesarios; más bien siente y observa.

*Prefiere expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar.

*Entrégate al desagrado y al dolor tal como al placer; no restrinjas tu percatarte.

*No aceptes ningún otro "debería o tendría" más que el tuyo propio: no adores a ningún ídolo.

*Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos.

*Acepta ser como eres.

Este enfoque confía plenamente en la capacidad del ser de orientarse hacia su propia realización a través del principio de autorregulación organísmica. El cual no es otra cosa que confiar en la capacidad de autorregularnos, es decir de volver al equilibrio, que tenemos.

Terapia Corporal Integrativa

Es una modalidad de terapia integrativa que entiende a la persona como un proceso en transformación constante, tanto del psiquismo como del cuerpo.

El abordaje es desde el cuerpo, cultivando la atención al mismo y a la respiración, poniendo el foco en el aquí y ahora.

Desde el momento de nuestra gestación hasta los 7 años aproximadamente se va formando nuestro carácter psicoemocional y conjuntamente con él nuestra coraza corporal, ya que todo lo que nos va sucediendo y la forma en la que lo vivimos, queda registrado en el cuerpo, así es que se van generando ciertos bloqueos corporales donde queda energía estancada y con ello una coraza corporal.

A través del movimiento se favorece la libre expresión de las emociones, con lo que surge la parte más espontánea, menos condicionada, y más esencial de la persona. Recuperamos la energía que ha quedado estancada y con ello nuestra vitalidad.

"Quién no estuvo sentado con miedo ante el telón de su propio corazón..."

bottom of page